EL AMOR EXISTE

 Cuando escuché tu voz, entrecortada
mis manos sudorosas, me temblaban;
y mi sangre corría por mis venas
como fuego de amor que calcinaba.

Mis labios ansiosos
tu nombre pronunciaban,
todo mi ser parecía que de pasión
se desangraba.

Y todo sucedió aquella mañana
cuando había dejado de creer
que el amor existe.

Y pensar que es verdad
me lo dijo tu mirada
me lo dijo este poema, que te hice.


                         Aída Alanís.
                         Julio 07 2016


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s