EL TIEMPO NO ESPERA

 Como apresura el tiempo

su peregrinar;

sobre todo, cuando ha llegado la tarde

y la primavera,

se ha vuelto sombría

desplazada por el otoño.

Y un muladar de caricias

dejarón a mis manos vacías;

cansadas de urgar

en el árido sendero

de las tardes ausentes de credo.

Y el corazón;

se vuelve un tumulto de emociones

parece corcél en galope

enamorado, pero siente miedo,

apenas se atreve a sonreír

Y mi alma que te llama

le pide a la ausencia de tus besos

que apresure su marcha

sobre todo, porque el tiempo

no espera segundas oportunidades.

1743495_852214071477157_6902596657318355046_n

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s