NUESTRO ÚLTIMO MOMENTO

NUESTRO ÚLTIMO MOMENTO

Así fue aquel

nuestro último momento;

no dejabas de mirarme

como si presintieras

que ya no volverías a hacerlo.

Tenerte tan cerca

para mí fue un tormento ,

y sentir tus manos

rozando mis piernas húmedas,

no sé cómo explicar

tanto deseo.

Parecías un niño desesperado

me besabas toda,

y después perdías tus labios

dentro de mis cabellos:

como te gustaba olerlos.

Nunca vieron mis ojos

una pasión como la nuestra

con tal desenfreno,

¿ y los demás? no importaban,

hasta las aves del campo

guardaban silencio.

Tal vez tú también recuerdes

aunque ahora estemos solos

tan lejanos como el cielo

pero vivirlo fue hermoso

aquel último momento .

Aída Alanís

Noviembre 07 2017

Advertisements

EMBRUJO

EMBRUJO

¿ Qué hay en tus ojos

color de embrujo?

acaso son espadas desenvainadas

que penetran hasta el fondo

de mis huesos .

¿ Y que se esconde detrás

de ellos?

bajo aquellos terciopelos negros

de tus pestañas

que me miran

y ponen a temblar mi piel.

Y en la valentía de tus palabras :

¿ que guardas ?

¿ acaso eres sincero ?

ayer dijiste amarme tanto

y te confieso;

lograste perturbar

mis sentimientos.

Y yo me pregunto:

¿ qué hay en tus ojos?

que me embrujan de tal manera

que me hacen perder la razón .

Voy a terminar por vencerme

ante ti ;

con la cobardía del que no tiene

fuerzas para seguir.

Voy a terminar por ceder

pérdida en una ilusión

que nació en mi alma

como en cualquier mujer

que desea ser amada.

Como cualquier mujer

que se ahoga en la soledad

del desamor;

y entonces llegaron tus ojos

color de embrujo

y me robaron la razón .

¿ Qué hay en tus ojos?

que se quedaron fijos en los míos

ladronzuelos perdidos

que se vuelcan en el fondo

de mi corazón .

Aída Alanís

Octubre 18. 2017

CONTRITA

CONTRITA

Si algo recuerdo

en esta vida

desde hace mucho tiempo

es que yo

suelo decir:

que a mí nada me afecta.

Que lo mismo es para mi

sentir calor;

O sentir frío

más aún,

nunca han extrañado mis oídos

un ‘te quiero’

Es como si la vida

se hubiera dado a la tarea

de jugar conmigo;

Y yo, en respuesta

siempre a desafiarla

por puro capricho.

A veces, he llegado a creer

que soy de piedra,

pero me toco la piel

Y las siento tibia

como la de cualquiera.

Otras veces,

he llegado a pensar

que tengo el corazón de madera;

pero luego siento como se me estruja,

y de nuevo me toca escuchar

cada palabra hiriente

de cada mente loca.

Por un tiempo

llegué a pensar que nada me afecta

que soy fuerte, como roca

hoy me toca sentir

como llueven mis ojos,

como aprieto mi boca

para no gritar

por tanta injusticia

Y como sujeto mi corazón

por miedo a que se me rompa.

Aída Alanís

Septiembre 22. 2017

ALGO ESTÁ PASANDO

Tal vez llorar no sea suficiente:

Algo está pasando

me hago esa pregunta

una y mil veces,

¿ porque?

No hay explicación

haz venido destruyendo

impasible, con furia

todo aquello

que fue tu creación .

¿ Y a quien se lo reclamo¿

tal vez,gritar desesperado

para sacar de adentro

toda esa impotencia

que venimos guardando .

Tal vez, llorar no sea necesario;

retomar fuerzas

contra todo,

contra uno mismo

hasta reconstruir de nuevo

lo que te llevaste a tu paso.

Y salir de las cenizas

y resurgir del calvario

con puños y manos

hasta borrar toda huella

y cumplir con nuestro duelo

de sangre, dolor y llanto.

Me he puesto a pensar,

¿ algo debe estar pasando?

pero a quien se lo reclamo.

Aída Alanís

Septiembre 20. 2017

PROHIBIDO AMAR

Pude haberte amado, tanto

hasta perder la cordura

hasta quedar ciega

con cada palabra tuya

y con cada promesa que me hiciste

con tanto fervor

que por cierto, hasta yo misma te creí.

No, no pude amarte

porque aún te amo

es algo que ni yo misma

puedo entender;

de pronto sucedió

¿ lo recuerdas?

casi sin querer.

Y me fui perdiendo

más y más cada vez,

entre tus miradas tiernas

entre tus besos de embrujo

en el roce de tus manos

que me hacía enloquecer.

Pude amarte, tanto

como te amo , sin sentido,

como se ama lo prohibído

que te ciega y te tortura

y no te deja vivir.

Porque aunque viva en penumbras

tú sigues viviendo en mi

muy a pesar mío

tengo que reconocerlo

hoy que te vas de mi vida

no soy yo la que te pierde

porque tu aún sigues viviendo

dentro, muy dentro de mi .

Aída Alanís

Septiembre 16 2017

LIBERTAD DE VIVIR

LIBERTAD DE VIVIR
Por el gusto de vivir, vivo:

Como todo el que es feliz

con su propia vida,

¿ intensa? Con una intensidad

que ciega, y me vuelve profeta

de mi propio destino.

¿ Apasionada? Totalmente;

del aire, del sol, de la luna

de cada letra que escribo 

y con las que digo

lo que yo quiero decir.

Enamorada siempre lo estuve,

de tantas cosas

que fueron causas de mis días 

felices,

amando tanto, que ni yo misma 

pensé que podía sentír tanto amor 

y darlo y esperarlo para mí .

Toda llena de sueños

y de noches de ilusiones

porque no hay quien 

no haya escogido la noche

para soñar con los ojos abiertos

y la mirada fija

en un punto donde todo final

es como el de los cuentos de hadas.

En fin ; solo vivo 

y vivo sola, por el gusto de vivir .
                      Aída Alanís
                   Julio. 09. 2017