VIENTO

VIENTO

Como corre el viento presuroso
escondido entre las densas nubes ,
y yo aqui ,
pérdida entre el sueño y el insomnio
inventando tu rostro
con cada sombra que forma el viento
cuando se filtra
en la enrramada de esta negra noche .

AMAR

NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE

Enfoque
Por: Salomón Beltrán Caballero
PIDE, BUSCA Y LLAMA
Encuentra el milagro, de la paz que existe en el vaivén de una hoja que aferrada a la vida, no quiere decir adiós a la acostumbrada caricia del roce del viento, a los cálidos rayos del sol que la abrillantan, para que exhiba la gracia del verde natural que la engalana, que se resiste a perder el sutil baño del rocío de las primeras horas de la mañana, que presuroso anuncia la llegada del otoño y anticipa la próxima llegada del invierno.
Suma a tu pérdida o fracaso las buenas cosas que has dejado escapar, por no parecerte hermosas, por ser tan simples y poco luminosas y que no merecieron que detuvieras tu paso acelerado por la vida, mucho menos una de tus miradas curiosas o desconfiadas, para tomar de tu tiempo la mínima medida para encontrar la magia en las pequeñas cosas.
Encuentra en la oscuridad de tu conciencia, la causa del remordimiento por no haber dicho aquellas palabras de aliento para aquellos, que sintiéndose queridos, nunca viste como amigos y sí como un motivo para hacerte feliz cuando luchabas por tener presencia en un mundo de apariencias.
Busca en lo que aún te queda por vivir, aquello que debiste hacer en su momento y dejaste para después, pensando que te sobraba tiempo, persiguiendo ideales ilusorios que te harían feliz y sólo causaban tristeza y desaliento, pero no te hacían desistir, aunque equivocado estuviera el pensamiento.
Busca eso que te inquieta, no tengas miedo, y si has de arrepentirte de algo, hazlo hoy, que aquél que de corazón implora a Dios su favor, para cambiar de rumbo, encontrará en la oración el milagro que no pidió en su momento y lo obtendrá ahora.
“Pedid y se os dará: buscad, y hallaréis: llamad, y os abrirán. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y el que llama, se le abrirá” (Mt 7:7-8)

enfoque_sbc@hotmail.com

NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE

Enfoque
Por: Salomón Beltrán Caballero
DOMINGO FAMILIAR
“No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo soy el que os he elegido a vosotros, y destinado para que vayáis por todo el mundo y hagáis fruto, y vuestro fruto sea duradero, a fin de que cualquiera cosa que pidieres al Padre en mi nombre, os la concederá. Lo que os mando es, que os améis unos a otros. Si el mundo los aborrece, sabed que primero que a vosotros me aborreció a mí. Si fueras del mundo, os amaría como cosa suya; pero como no sois del mundo, por eso el mundo os aborrece.” (Jn 15:16-19)
Un día, una tarde, una noche, un momento, me llevó a sentar a la orilla del camino bajo la sombra del único árbol que se encontraba en la distancia que separa al cuerpo del espíritu; sombra, luz, calor y frío, todo se conjugaba para que invocara tu sagrado nombre, con paciencia esperé ansioso tu llegada, veía hacia un lado y otro del camino y sólo apreciaba aquel viento suave y cálido que levantaba el fino polvo de la senda, bajé mi cabeza y tomé del suelo una delgada rama seca, que se encontraba tirada, y con ella empecé a escribir tu nombre y el único pensamiento que estaba en mi mente: ¿Jesús, estás aquí?, el viento suave pasó a mi lado y borró lo que había escrito, me recargué en el tronco del árbol y cerré mis ojos, fue entonces que sentí una suave presión sobre mi hombro derecho, quise abrirlos de inmediato, pero una voz que llegó a mí dijo: Sigue así, mantén tus ojos cerrados, Yo soy al que buscas y has encontrado, ¿por qué buscas la soledad para hablar conmigo? ¿Acaso no hablamos todos los días y todas las tardes y todas las noches? No hay cosa que no sepa de ti, de ahí que te digo: No te preocupes por los que dicen y piensan que no eres, yo sé quién eres, porque yo te he enviado y sólo a mí tendrás que rendir cuentas. Entiendo que te duela el no ser escuchado, entiendo cuando no te sientes amado, entiendo cuando te sientes abandonado, así tiene que ser.
Me sentí desnudo, cubierto sólo con una manta, me sentí apenado, pues una multitud transitaba a mi lado, pero parecían no verme, busqué desesperado con qué cubrir mi cuerpo, y al no encontrar cómo hacerlo, me tranquilicé, entonces dejé de sentir la presión sobre mi hombro derecho, sentí cómo el suave y cálido viento pasaba a mi lado, y hasta entonces pude abrir mis ojos y me encontré sobre mi cama, la luz del día empezaba a reflejarse sobre la ventana y aun recordando lo que al parecer sólo fue un sueño, me levanté de nuevo, sintiendo que había dejado muchas cosas tras de mí durante aquel largo recorrido. Le da gracias a Dios y seguí por el camino sembrando su semilla.
Cuando te preguntes qué te pasa, no busques la respuesta del mundo, si fueras del mundo encontrarías la respuesta que a este convenga, pregunta mejor a Jesús y él te dirá cuál es el camino, la verdad y la verdadera vida.
Dios bendiga a nuestra familia y bendiga todos nuestros Domingos Familiares.

enfoque_sbc@hotmail.com

VISIONES

VISIONES

Cerrar los ojos:

y ver más allá
de lo palpable,
observar cómo cambia
un rostro ,
cuando sale del alcance
de tus ojos .

Descubrir, sin ver
cómo va tomando forma
un perfume ,
un murmullo ,
una voz , que se esfuma
más allá del horizonte .

Cerrar los ojos ,
y ver lo que no ven tus pupilas
lo que no admite el pensamiento
y adivinar, si, adivinar
cómo tratas de olvidarme
mientras cierro los ojos
y palpo tu presencia en mi interior .

Aida Alanis

Agosto 31. 2021.

ANDREA

Enfoque
Por: Salomón Beltrán Caballero
ENTREVISTA CON ANDREA
Andrea es la tercera de mis nietos, ella tiene actualmente 11 años de edad, y al verme estar elaborando mi colaboración para el periódico, se acerca y me pregunta sobre lo que estoy escribiendo, le refiero el título de mi enfoque: Más allá de la Pandemia. Andrea bosteza, le pregunto si tiene sueño, y ella asegura que no y me pide la entreviste, le preguntó sobre qué tema le gustaría hablar, comenta que sobre la vida: ¿Qué es la vida para ti Andrea? y contesta: La vida es importante para mí, vivo gracias a Dios, la vida es hermosa y me gusta vivir alegre y disfrutarla. Le pregunto si ha sido difícil para ella vivir durante la pandemia y comenta que no, aunque extraña mucho a sus compañeros de escuela, a sus maestros y los viajes que realizaba en vacaciones. Asegura que no teme contagiarse de Covid, aunque le preocupa poder estar enferma y si se presenta alguno de los síntomas ya conocidos, solicita a sus padres que se le practique la prueba, afortunadamente ha salido negativa y eso le da mucho gusto. Asegura cuidarse para no contagiarse, utiliza lo más que puede el cubrebocas, el lavado frecuente de manos y la sana distancia, aunque reconoce, que el vivir en un fraccionamiento le da seguridad, porque sus amistades también se cuidan y por eso juega como si nada estuviera ocurriendo. Se le pregunta si teme que sus padres puedan contagiarse, y dice que sí, porque ella no quiere contagiarse. Piensa que su hogar es el lugar más seguro para no contagiarse, pero le resulta casi imposible no salir a jugar con sus vecinos. En cuanto a la modalidad de estudiar en línea, dice, que fue muy difícil para ella, porque por las mañanas sentía mucho sueño y después de estar mucho tiempo frente al monitor de la computadora le causaba desesperación, por eso se paraba frecuentemente para ejercitarse mediante el baile, pero eso le ocasionaba distracción y se le dificultaba volver a enfocar su atención en la clase. Lo más difícil que ha enfrentado durante la pandemia ha sido el no poder salir con toda libertad a los lugares que antes frecuentaba. Ve con agrado que la disminución de los casos después de la vacunación ha mejorado las condiciones para volver a realizar más actividades fuera de casa, desea volver a las clases presenciales. Andrea empieza a distraerse y ve en el librero del estudio un juguete que representa una Combi llena de pasajeros, se percata que tiene la foto de todos mis hermanos y la de nuestra madre al volante, y pregunta: Abuelo, ¿cómo le hacía tu mamá para tener tantos hijos y tan seguido? Instintivamente conteste: Es que en esa época no había televisión; Andrea se encoje de hombros y pregunta: ¿Y eso que tiene que ver? bosteza y con eso entiendo que dio por terminada la entrevista.
A propósito, de las secuelas que está dejando la pandemia de Covid-19, pienso que poco a poco, se han ido acumulando factores que están vulnerando nuestros sentimientos y por ende desestabilizando nuestro equilibrio emocional; algunas personas se están adaptando con mayor facilidad a estos cambios, teniendo una regresión a determinados rasgos del primitivismo, pareciera que se desplazan en un territorio inhóspito donde la tendencia es la de imponer su autoridad a base de estrategias intimidantes, violencia física, psicológica y económica; eso me recuerda a un adolescente que consulté a mi regreso a laborar, que evidenciaba síntomas de trastorno de ansiedad y depresión, al que le pregunté: ¿Cómo ves actualmente nuestra forma de convivir? Él contestó con cierta timidez: En ocasiones me parece ver a innumerables ojos brillar en una cueva oscura, se puede sentir cómo tiemblan los cuerpos, dándome la impresión de que no saldrán de ahí hasta que no vean la luz que les muestre la salida.
Muchos son los que están aprovechando esta situación de incertidumbre, que apoyados por la manipulación mediática están condicionando una conducta social con tendencias a la dependencia emocional y con ello al control total de nuestras libertades, ojala despertemos de esta pesadilla para vivir y sobrevivir por sí mismos.

enfoque_sbc@hotmail.com

MI ABUELO

Yo amaba a mi abuelo,

de niña , lo veia caminar

por aquellas,

mal arregladas calles de mi barrio .

Yo amaba a mi abuelo

a pesar del silencio

que se adueñaba de sus labios,

y de su gesto serio,

pero yo lo amaba,

como amaba adivinar su llegada

lo anunciaba el chasquido

del los cascos de su caballo.

Yo amaba a mi abuelo

porque a veces me arruyaba

Entre sus brazos .

Yo amaba a mi abuelo

cuando sonreía ,

y también cuando estaba enojado.

Y sabes que ?

Porque a pesar de mis años

añoro su recuerdo

y su imagen,

y su silueta de hombre de trabajo .

Aida Alanis

Julio 09-2021

“ Memorias de mis mejores años . “

MIEDO

MIEDO

Hasta entonces me di cuenta
de todo lo que era capaz ,
y comencé , uno a uno ,
seguramente era la forma
más segura de andar .
Retome mis fuerzas
las pocas que me quedaron ,
¿ en mis manos ?
un montón de ilusiones
y las ganas de luchar .
Después miré al horizonte,
parecía no terminar
o por lo menos ante mi mirar ,
solo entonces entendí
que no le temía al camino
tenía miedo de no poderlo andar .

Aida Alanis

Julio 03 2021

VOLVER A EMPEZAR

Y porque no ?

Volver a empezar, igual que ayer,

como la primera vez,

quizá un poco más lento,

pero con la misma pasión

que un día me impulsó

a luchar por un mañana mejor .

Volver a empezar?

lo digo yo,

porque nunca he sabido decir que no

porque tengo derecho

porque después de la noche

siempre aparece la luz del sol .

Y porque tengo el orgullo

de ser quien yo soy,

volver a empezar,

con otra visión ,

pero con la misma fuerza

y con el mismo deseo

que tuve algún día

cuando extendí mis alas

y navegue los cielos

que el destino me mandó.

Volver por mis pasos

pero esta vez más firmes

para que quede grabado

el camino donde anduve

recorriendo mil destinos

con la fe de que algún día

habrá valido la pena

luchar con uñas y dientes

por una vida mejor .

Volver a empezar ?

Y porque no ?

Aida Alanis

Junio 28 2021