www.youtube.com/watch

Felicidades Luis Eduardo Aute

Advertisements

Solo pensaba !!

Ningún gobierno más poderoso que tu propia mente .

Nada te encasilla más que tus propios pensamientos , tan arraigados desde que uno es formado , desde siempre, desde niños, nada te encarcela más que todas esas ideas que fueron sembradas una a una y que ahora viven en tu mente aún en contra de nuestra propia voluntad .

Cuantas veces he visto mis propios errores , y reconozco que lo estoy haciendo mal , o que simplemente , cada individuo actuamos de forma diferente. , y uno se pone a pensar ; ¿ tal vez estoy haciendo lo contrario a lo que deseo ?

Sin embargo … nuestras ideas están tan bien cimentadas , que volvemos a lo mismo … aunque sepamos que estamos equivocados .

Y tú que me lees ¿ piensas igual que yo ? ¿ o estoy equivocada ?

Buen Día ! Disfrútenlo .

NI DE AMOR NI DE PENA

NI DE AMOR NI DE PENA
NI DE AMOR, NI DE PENA
Ni de amor,ni de pena:
El viento corre entre los árboles,
ágil, como una gacela
que muere de hambre,
como las palabras que se cruzan
en las esquinas de las calles.
Así mi corazón, también corre,
angustiado de tanta pena,
pero aún conservando
un ligero viento de amor.
Una ilusión, que le trajo el aire,
y el sol, y los árboles,
y que gime entre la noche
por miedo a dejar inconcluso aquel amor.
Que amenaza perderse
entre las esquinas de las calles
donde se cruzan los vientos
donde el silencio es tomento;
y se ahoga entre los árboles.
Ni de amor , ni de pena…
solo se que mi corazón, aún late.

Septiembre 10 2019.
Aída Alanís.

INCREDULIDAD

También a mi,

que nunca creí en casi nada

me pareció que soñaba:

Tal vez con los ojos abiertos

y la mitad de mi alma a medio respirar.

Como si fuera imposible

de sentir aquello, que hace tiempo

desconocía por completo.

De pronto Tú,

con tus labios llenos de deseos

y decidido a convencerme

que el amor te sorprende

a pesar de no creer que podia pasar.

Tú, y tu aliento,

y tus manos,

y ese deseo tan tuyo

de convencer a mis sentidos

de volver a soñar.

Y así llego a mi vida

una ilusión, con dos pies,

y una mirada cargada de promesas.

Solo entonces volví a sentír,

y a creer, y a vivír, y a soñar,

porque alli estabas Tú…

decidido a convencerme

que el amor es ciego,

y nos borra la incredulidad.

Incredulidad.

Aida Alanis

Septiembre 6 2019

Huapango

Cuando era niña, muy niña, recuerdo que dormía en casa de mis abuelos, yo les decía mamá y papá grandes – así me impusieron – los amaba mucho , sin embargo papá era duro , osco, y para una niña de 5 años tener que soportar la ausencia de sus padres ya era bastante .

Dormíamos en el piso mi hermanito y yo , al lado una vieja mesita donde descansaba el viejo radio , mi abuelo solía escuchar las noticias hasta que cerraba la estación y teníamos prohibido tan solo respirar porque no podíamos hacer ruido .

Esta pieza , huapango de Mon cayo cerraba la estación , pero a mi me marcaba el alma con un sin fin de sinsabores.

La vida no se cansa de golpearme, anoche volví a escuchar este huapango que me hace sentir tan mal y que en contraste es una obra espectacular .

Pero a mi me daña.

Me trae malos recuerdos.

A mis años no me despojo de esas extraña sensación y cada vez que tengo que enfrentar algo triste , viene a mi mente este hermoso huapango de Moncayo.

Simplemente Yo .